Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘16v’

Un americano un poco alemán

(Prueba realizada durante el verano de 2009)

Segundo verano en Alemania, segundo intento. ¿Nos tocará un VW esta vez? Misma compañía (Avis), esta vez en Frankfurt. Ya en la oficina, ¿es diesel? No. ¿Es VW? No. Vamos bien… Eso sí, al ver el modelo que nos había tocado este año, respiré tranquilo: un Ford Mondeo Sportbreak (que en Alemania llaman Turnier), motor 2.0 de 145 CV, acabado Trend (aunque no se corresponde exactamente con el equipamiento español).

Visto por fuera, me gusta. De hecho, es de los que más me gusta en su segmento (excepto el 4 puertas, que tiene una trasera innecesariamente larga). Es de un color gris oscuro bastante bonito, y los cristales traseros oscuros ayudan a la estética. ¡Lástima de los tapacubos! Lo que sí parece es muy (muy) grande, y no sólo lo parece sino que lo es.

2010-11-22 1 - Ford Mondeo Sportbreak

Por dentro, no hay problemas de espacio (además, este año sólo vamos tres). La habitabilidad es excelente, y el maletero gigantesco: tres maletas, tres mochilas, un reloj de cuco (sí, un cuco) y todavía sobraba sitio. Los asientos son cómodos, y en las plazas traseras hay mucho sitio para las piernas.

En el asiento del conductor, tenemos un buen asiento, y una postura que se encuentra fácilmente. Empiezo a toquetear, y descubro unos materiales bastante buenos, y unos ajustes también buenos. El Laguna del año anterior me parece un poco mejor, pero éste no se queda muy atrás. Excepto la tapa de la guantera, que es de un plástico totalmente cutre y endeble, y algunos plásticos inferiores duros y no muy elaborados.

2010-11-22 2 - Ford Mondeo Sportbreak

Los mandos están bien accesibles, aunque a algunos hay que acostumbrarse (pienso en el control de crucero, por ejemplo). El navegador integrado funciona muy bien, y una vez acostumbrados a sus indicaciones, llegamos a cualquier sitio sin problemas. Tiene una voz un poco artificial, pero nada más. También me acuerdo aquí del Laguna, cuyo Carminat es aún mejor. Del resto del equipamiento no hay queja, el climatizador bizona funciona muy bien, y los sensores de aparcamiento delanteros y traseros me parecen imprescindibles para manejar un coche tan grande. El sensor delantero me dio un pequeño susto la primera vez, porque si está siempre activado, funciona por ejemplo al bajar una rampa de un párking (piensas que te has dado con algo, pero no es así, simplemente pita por la proximidad del morro al final de la rampa).

Ya en marcha, me olvido definitivamente del Laguna. ¡Vaya cambio! En ciudad, y excepto por el tamaño, se maneja muy bien. Los sensores ya mencionados, y unos retrovisores grandes ayudan a moverte sin problemas (encontrar un hueco para aparcar ya no es tan fácil).

2010-11-22 3 - Ford Mondeo Sportbreak

En carretera, más de lo mismo: el motor tiene buena respuesta (aunque hace algo más de ruido de lo que me gustaría), el cambio funciona bien, y el coche va exactamente por donde le indicas. No es especialmente ágil, pero bueno, supongo que tampoco se pretende.

Y en la autopista (recordemos que allí, sin límites), genial. Tiene un aplomo excelente, vayas a la velocidad que vayas (yo, entre 150 y 170 km/h), y en ningún momento da sensación de ir flotando. Se nota aún más el ruido, y es que al tener sólo 5 marchas el motor va bastante revolucionado. Y junto al ruido, también afecta a los consumos, que no son precisamente recortados (aunque sin llegar a cifras escandalosas). La respuesta del motor es buena, aunque para tener 145 CV podría ser aún mejor. ¿Al ser tan grande, tendrá mucho peso que mover, quizá?

2010-11-22 4 - Ford Mondeo Sportbreak

En resumen, un modelo que cumple con todo lo que cabe esperar de un coche familiar del segmento D: bonito, grande por dentro, con mucho maletero, y unas prestaciones dignas. Si eres un fanático de la gasolina como yo, además, ésta es tu elección (salvo que quieras irte a los 200 CV del siguiente), y su comportamiento en carretera ofrece seguridad ante todo.

Y durante toda la prueba he mencionado al Laguna que nos tocó el año anterior. Comparando, en habitabilidad y maletero andan bastante a la par (gana el Mondeo, pero por poco, lo cual es un mérito para el Laguna por ser más pequeño por fuera); en acabado gana el Laguna aunque también por poco; pero en carretera gana, y sin ninguna duda, el Mondeo. Así que, salvo que nuestra plaza de garaje nos limite el tamaño, elijo el Mondeo.

Conclusión:
LO MEJOR: habitabilidad y maletero, comportamiento en carretera.
LO PEOR: sólo 5 velocidades, calidad de algunos plásticos (tapa de la guantera).

Galería completa de imágenes aquí.

Read Full Post »

Un francés en tierras alemanas

(Prueba realizada durante el verano de 2008)

¡Mi primer viaje a Alemania! Ay, qué nervios… Y es que poder conducir por uno de los países que mayor cultura automovilística tienen no es moco de pavo. Además, recordemos que muchos tramos de las Autobahn no tienen límite de velocidad…

En la oficina de Avis de la estación de trenes de Stuttgart recogimos el coche (recordemos que se reserva el grupo de coche, pero no se puede escoger un modelo concreto) y… ¡sorpresa! Nos toca un coche francés: un Renault Laguna 2.0 16v. Expression Grand Tour. Vaya, y yo que tenía esperanzas de que nos tocase un Passat…

2010-11-15 1 - Renault Laguna Grand Tour

Por fuera, tengo que reconocer que no me disgusta. Quizá el morro estropee un poco el conjunto, pero esta versión familiar mejora y mucho a la versión 5 puertas, que tiene una trasera… cómo decirlo… fea poco trabajada.

Por dentro, bien de amplitud y de maletero. ¡Menos mal! Cogimos ese segmento porque íbamos a ser cuatro personas bastante “hermosas”, con 4 maletas y 4 mochilas. Pues bien, todo entró sin problemas; hubo que jugar un poco al Tetris en el maletero, pero al final entró todo (un par de mochilas se llevaron dentro del habitáculo, pero el resto entró bien).

2010-11-15 2 - Renault Laguna Grand Tour

Gracias a las múltiples regulaciones, encuentro la posición correcta en un momento. Es entonces cuando empiezo a toquetear, con muy buen resultado. Los acabados y los materiales son excelentes, ¡cómo ha mejorado Renault! No tiene nada que envidiar en este aspecto a algunos modelos alemanes de renombre. Asimismo, hay que reconocer es que es cómodo. Los asientos son buenos y no hace demasiado ruido (como comprobaremos más tarde, al ponernos en marcha).

Además, el equipamiento es bastante completo (aunque seguramente no sea exacto al de una unidad española). El climatizador bizona tiene 3 modos de funcionamiento (normal, rápido y suave) y es eficaz, y que los mandos de selección de temperatura sobresalgan un poco hacia afuera ayuda a encontrarlos fácilmente al tacto. El navegador Carminat tiene la pantalla situada en una posición buena, es fácil de programar, y sus indicaciones (una vez nos hemos acostumbrado a con cuánta antelación avisa) son buenas; aunque el acento de “la chica” que hablaba era extraño y algunas de sus expresiones también; si no fuese tan caro sería altamente recomendable. Y los retrovisores plegables eléctricamente son un invento.

2010-11-15 3 - Renault Laguna Grand Tour

El resto de los mandos está situado en una posición lógica y se acciona con facilidad, excepto el botón que sirve para conectar el regulador-limitador de velocidad, que está situado junto al freno de mano. ¿Por qué ahí, tan a desmano?

Y empezamos a movernos. En ciudad se maneja bien, aunque sin el sensor de aparcamiento sería complicado estacionar. Y, aunque es grande, se agradece que no sea de lo mayor del segmento. Además, la dirección es bastante suave y ayuda a maniobrar.

Pero sale a la luz el mayor defecto del coche. En carretera, ya parece que no va sujeto del todo, aunque va sin problemas por donde se le indica. Pero, ¡ay en la autopista! Realmente mantiene bastante bien la trayectoria, pero parece que flota y que se va a ir para cualquier lado, provocando sensación de inseguridad, mayor cuanta más velocidad, teniendo que realizar pequeñas correcciones con el volante si la velocidad es alta. ¿Las unidades españolas también tendrán así la suspensión? Porque entonces, señores de Renault, no sé en qué estarían pensando. Además, el cambio es impreciso al pasar de 5ª a 6ª, no quiere entrar directamente y hay que pasar por el punto muerto.

2010-11-15 4 - Renault Laguna Grand Tour

De prestaciones, bien pero sin excesos. Lo que tendría que mejorar es el consumo, que fue algo alto, y eso que tiene 6 velocidades y la mayor parte del tiempo viajamos en 6ª. El indicador de ahorro es además demasiado optimista, indicando que pasemos a una marcha superior demasiado pronto y dejando al coche sin fuerza.

En resumen, un coche cómodo pero poco dinámico. Si eres un conductor tranquilo (muy tranquilo), y que valore la comodidad y el acabado, no es mala compra. Pero a poco que te guste ir “ligero”, preferirás un coche que tenga mejor estabilidad. Además, con una estética extraña, lo que ha provocado que pase sin pena ni gloria por las listas de ventas.

2010-11-15 5 - Renault Laguna Grand Tour

Conclusión:
LO MEJOR: Acabado, comodidad.
LO PEOR: Comportamiento en carretera, situación de algunos mandos.

Galería completa de imágenes aquí.

Read Full Post »

Americano por obligación

(prueba originalmente realizada y redactada en marzo de 2006)

Estoy pensando en comprarme un coche. Y para mí solo no necesito más que un compacto. Y, tras ver los diferentes modelos, uno de mis favoritos era este Lacetti. Lo que no sabía muy bien es si el motor 1.6 se quedaría corto o no.

Al fin estoy junto al coche. El modelo es precioso. Sí, ya sé que la valoración de la estética es personal, pero tiene una línea agradable y un diseño moderno. Aunque el color rojo sólido (que es el que probé) no es su mejor color.

Abro la puerta, me subo y cierro la puerta. Al cerrar noto un buen sonido; vamos, que no suena “a lata”, un punto a su favor. Miro y toco el salpicadero y los asientos: la tapicería tiene un tacto excelente, y el plástico superior del salpicadero es de tacto blando. Los plásticos inferiores son rígidos (como en casi todos sus rivales), lo que pasa es que al ser de color más claro parecen de peor calidad. Lo que ya no me gusta tanto es ver algunas rebabas (menos mal que están en sitios poco visibles), y que la tapa de la guantera sea tan frágil, que el cierre deje que desear y que no tenga amortiguación (se abre de golpe). Claro, con ese precio, en algún sitio hay que ahorrar. Vale, ahora regulo el asiento, pero descubro con decepción que la regulación en altura es sólo para la banqueta; me gustaría que subiera todo el asiento. Menos mal que al menos se ve el morro, no como en muchos de los coches actuales. Y el resto de los mandos tiene un tacto decente (mejor el volante que los del climatizador); no es de lo mejor del segmento, pero tampoco de lo peor: un término medio. Lo que sí me gusta es que hay muchos huecos portaobjetos.

2009-11-30 1 - En el Salón de Madrid

Me bajo, y me subo en el asiento de atrás. ¡Qué amplitud! Mis piernas ni se acercan al asiento de delante. Y altura también hay de sobra. Además, los reposacabezas y el reposabrazos también ayudan. Y las ventanillas grandes dan mucha sensación de amplitud. Lo que pasa es que el asiento va tan retrasado que junto a la cabeza va el pilar C, no la ventanilla. Pero vamos, creo que es el más amplio del segmento (quizá a lo ancho no, pero en cualquier rival tampoco es que tres personas atrás vayan muy holgadas). Me bajo, y voy al maletero. Al abrir, veo que tiene una palanca normal, que no está mal, pero ya me estaba acostumbrando a esos mandos eléctricos que se llevan ahora. Abro, y veo que los centímetros se los han llevado los pasajeros traseros. Aún así no está mal, y lleva una rueda de repuesto de verdad, lo que es de agradecer. Pero su tapizado no es tan bueno, y la bandeja trasera parece muy frágil. Además, al cerrarlo no suena tan bien como las puertas.

Y al fin consigo la llave. Arranco y… ¡qué sonido! Sonido a motor de gasolina, con poco ruido, pero ruido de ese que me encanta. Piso el embrague, cojo la palanca, y descubro su principal defecto: el tacto del cambio. Es pastoso, e impreciso: la 4ª marcha no quería entrar. Menos mal que el fantástico motor te ayuda a olvidarte un poco de lo demás. Un motor con un sonido fantástico, que se estira muy bien, que sube rápido de vueltas… vamos, una delicia. Las prestaciones son muy buenas, seguro que el contenido peso ayuda lo suyo. Pero llego a una rotonda un poco rápido… ¡y qué inclinaciones! La suspensión no me había parecido tan blanda, pero ahí vi que sí que lo era. Y también vi que las ruedas no agarraban mucho, y que el coche es muy subvirador: se me empezó a ir de morro, a irse, a irse, y casi me llevo un cono (había obras). Una pena, porque el motor te invita a ir mucho más rápido que el bastidor.

Ya de vuelta, veo precio y equipamiento. Lleva casi de todo: climatizador, ABS, 4 airbags, cargador de 6 CDs, control de tracción, llantas de aleación, faros antiniebla, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, etc. Le faltan algunas cosillas, algunas importantes: no puede llevar airbag de cortina, ni control de estabilidad, ni control de crucero. Pero vaya precio de derribo: 15850 €, descuentos aparte. Vamos, que por dos “kilos” y medio de los de antes te llevas un segmento medio con mucho equipamiento. Y si no se vende más, es porque no hay motores diesel, que ahora son el 70% del mercado. Seguro que cuando a finales de año monte el 1.9 de 120 CV las cosas cambian.

2009-11-30 2 - En el Salón de Madrid

Si recuerdas, empecé diciendo que uno de mis favoritos para la compra era el Lacetti. Y tenía la duda de si el 1.6 se quedaría corto y merecería la pena el 1.8. Ahora, visto lo visto, creo que no, porque el bastidor es para ir no muy rápido, con lo que el 1.6 será suficiente, que además es muy buen motor y tiene buenas prestaciones. A lo mejor se soluciona con unos amortiguadores más rígidos y unas ruedas mejores… Pero tal y como está, para conductores tranquilos.

Conclusión:
LO MEJOR: Habitabilidad, precio.
LO PEOR: Tacto del cambio, inclinaciones de la carrocería.

Galería completa de imágenes aquí. (Nota: las fotos no corresponden al modelo probado).

Read Full Post »