Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘prueba’

Un americano un poco alemán

(Prueba realizada durante el verano de 2009)

Segundo verano en Alemania, segundo intento. ¿Nos tocará un VW esta vez? Misma compañía (Avis), esta vez en Frankfurt. Ya en la oficina, ¿es diesel? No. ¿Es VW? No. Vamos bien… Eso sí, al ver el modelo que nos había tocado este año, respiré tranquilo: un Ford Mondeo Sportbreak (que en Alemania llaman Turnier), motor 2.0 de 145 CV, acabado Trend (aunque no se corresponde exactamente con el equipamiento español).

Visto por fuera, me gusta. De hecho, es de los que más me gusta en su segmento (excepto el 4 puertas, que tiene una trasera innecesariamente larga). Es de un color gris oscuro bastante bonito, y los cristales traseros oscuros ayudan a la estética. ¡Lástima de los tapacubos! Lo que sí parece es muy (muy) grande, y no sólo lo parece sino que lo es.

2010-11-22 1 - Ford Mondeo Sportbreak

Por dentro, no hay problemas de espacio (además, este año sólo vamos tres). La habitabilidad es excelente, y el maletero gigantesco: tres maletas, tres mochilas, un reloj de cuco (sí, un cuco) y todavía sobraba sitio. Los asientos son cómodos, y en las plazas traseras hay mucho sitio para las piernas.

En el asiento del conductor, tenemos un buen asiento, y una postura que se encuentra fácilmente. Empiezo a toquetear, y descubro unos materiales bastante buenos, y unos ajustes también buenos. El Laguna del año anterior me parece un poco mejor, pero éste no se queda muy atrás. Excepto la tapa de la guantera, que es de un plástico totalmente cutre y endeble, y algunos plásticos inferiores duros y no muy elaborados.

2010-11-22 2 - Ford Mondeo Sportbreak

Los mandos están bien accesibles, aunque a algunos hay que acostumbrarse (pienso en el control de crucero, por ejemplo). El navegador integrado funciona muy bien, y una vez acostumbrados a sus indicaciones, llegamos a cualquier sitio sin problemas. Tiene una voz un poco artificial, pero nada más. También me acuerdo aquí del Laguna, cuyo Carminat es aún mejor. Del resto del equipamiento no hay queja, el climatizador bizona funciona muy bien, y los sensores de aparcamiento delanteros y traseros me parecen imprescindibles para manejar un coche tan grande. El sensor delantero me dio un pequeño susto la primera vez, porque si está siempre activado, funciona por ejemplo al bajar una rampa de un párking (piensas que te has dado con algo, pero no es así, simplemente pita por la proximidad del morro al final de la rampa).

Ya en marcha, me olvido definitivamente del Laguna. ¡Vaya cambio! En ciudad, y excepto por el tamaño, se maneja muy bien. Los sensores ya mencionados, y unos retrovisores grandes ayudan a moverte sin problemas (encontrar un hueco para aparcar ya no es tan fácil).

2010-11-22 3 - Ford Mondeo Sportbreak

En carretera, más de lo mismo: el motor tiene buena respuesta (aunque hace algo más de ruido de lo que me gustaría), el cambio funciona bien, y el coche va exactamente por donde le indicas. No es especialmente ágil, pero bueno, supongo que tampoco se pretende.

Y en la autopista (recordemos que allí, sin límites), genial. Tiene un aplomo excelente, vayas a la velocidad que vayas (yo, entre 150 y 170 km/h), y en ningún momento da sensación de ir flotando. Se nota aún más el ruido, y es que al tener sólo 5 marchas el motor va bastante revolucionado. Y junto al ruido, también afecta a los consumos, que no son precisamente recortados (aunque sin llegar a cifras escandalosas). La respuesta del motor es buena, aunque para tener 145 CV podría ser aún mejor. ¿Al ser tan grande, tendrá mucho peso que mover, quizá?

2010-11-22 4 - Ford Mondeo Sportbreak

En resumen, un modelo que cumple con todo lo que cabe esperar de un coche familiar del segmento D: bonito, grande por dentro, con mucho maletero, y unas prestaciones dignas. Si eres un fanático de la gasolina como yo, además, ésta es tu elección (salvo que quieras irte a los 200 CV del siguiente), y su comportamiento en carretera ofrece seguridad ante todo.

Y durante toda la prueba he mencionado al Laguna que nos tocó el año anterior. Comparando, en habitabilidad y maletero andan bastante a la par (gana el Mondeo, pero por poco, lo cual es un mérito para el Laguna por ser más pequeño por fuera); en acabado gana el Laguna aunque también por poco; pero en carretera gana, y sin ninguna duda, el Mondeo. Así que, salvo que nuestra plaza de garaje nos limite el tamaño, elijo el Mondeo.

Conclusión:
LO MEJOR: habitabilidad y maletero, comportamiento en carretera.
LO PEOR: sólo 5 velocidades, calidad de algunos plásticos (tapa de la guantera).

Galería completa de imágenes aquí.

Read Full Post »

Un francés en tierras alemanas

(Prueba realizada durante el verano de 2008)

¡Mi primer viaje a Alemania! Ay, qué nervios… Y es que poder conducir por uno de los países que mayor cultura automovilística tienen no es moco de pavo. Además, recordemos que muchos tramos de las Autobahn no tienen límite de velocidad…

En la oficina de Avis de la estación de trenes de Stuttgart recogimos el coche (recordemos que se reserva el grupo de coche, pero no se puede escoger un modelo concreto) y… ¡sorpresa! Nos toca un coche francés: un Renault Laguna 2.0 16v. Expression Grand Tour. Vaya, y yo que tenía esperanzas de que nos tocase un Passat…

2010-11-15 1 - Renault Laguna Grand Tour

Por fuera, tengo que reconocer que no me disgusta. Quizá el morro estropee un poco el conjunto, pero esta versión familiar mejora y mucho a la versión 5 puertas, que tiene una trasera… cómo decirlo… fea poco trabajada.

Por dentro, bien de amplitud y de maletero. ¡Menos mal! Cogimos ese segmento porque íbamos a ser cuatro personas bastante “hermosas”, con 4 maletas y 4 mochilas. Pues bien, todo entró sin problemas; hubo que jugar un poco al Tetris en el maletero, pero al final entró todo (un par de mochilas se llevaron dentro del habitáculo, pero el resto entró bien).

2010-11-15 2 - Renault Laguna Grand Tour

Gracias a las múltiples regulaciones, encuentro la posición correcta en un momento. Es entonces cuando empiezo a toquetear, con muy buen resultado. Los acabados y los materiales son excelentes, ¡cómo ha mejorado Renault! No tiene nada que envidiar en este aspecto a algunos modelos alemanes de renombre. Asimismo, hay que reconocer es que es cómodo. Los asientos son buenos y no hace demasiado ruido (como comprobaremos más tarde, al ponernos en marcha).

Además, el equipamiento es bastante completo (aunque seguramente no sea exacto al de una unidad española). El climatizador bizona tiene 3 modos de funcionamiento (normal, rápido y suave) y es eficaz, y que los mandos de selección de temperatura sobresalgan un poco hacia afuera ayuda a encontrarlos fácilmente al tacto. El navegador Carminat tiene la pantalla situada en una posición buena, es fácil de programar, y sus indicaciones (una vez nos hemos acostumbrado a con cuánta antelación avisa) son buenas; aunque el acento de “la chica” que hablaba era extraño y algunas de sus expresiones también; si no fuese tan caro sería altamente recomendable. Y los retrovisores plegables eléctricamente son un invento.

2010-11-15 3 - Renault Laguna Grand Tour

El resto de los mandos está situado en una posición lógica y se acciona con facilidad, excepto el botón que sirve para conectar el regulador-limitador de velocidad, que está situado junto al freno de mano. ¿Por qué ahí, tan a desmano?

Y empezamos a movernos. En ciudad se maneja bien, aunque sin el sensor de aparcamiento sería complicado estacionar. Y, aunque es grande, se agradece que no sea de lo mayor del segmento. Además, la dirección es bastante suave y ayuda a maniobrar.

Pero sale a la luz el mayor defecto del coche. En carretera, ya parece que no va sujeto del todo, aunque va sin problemas por donde se le indica. Pero, ¡ay en la autopista! Realmente mantiene bastante bien la trayectoria, pero parece que flota y que se va a ir para cualquier lado, provocando sensación de inseguridad, mayor cuanta más velocidad, teniendo que realizar pequeñas correcciones con el volante si la velocidad es alta. ¿Las unidades españolas también tendrán así la suspensión? Porque entonces, señores de Renault, no sé en qué estarían pensando. Además, el cambio es impreciso al pasar de 5ª a 6ª, no quiere entrar directamente y hay que pasar por el punto muerto.

2010-11-15 4 - Renault Laguna Grand Tour

De prestaciones, bien pero sin excesos. Lo que tendría que mejorar es el consumo, que fue algo alto, y eso que tiene 6 velocidades y la mayor parte del tiempo viajamos en 6ª. El indicador de ahorro es además demasiado optimista, indicando que pasemos a una marcha superior demasiado pronto y dejando al coche sin fuerza.

En resumen, un coche cómodo pero poco dinámico. Si eres un conductor tranquilo (muy tranquilo), y que valore la comodidad y el acabado, no es mala compra. Pero a poco que te guste ir “ligero”, preferirás un coche que tenga mejor estabilidad. Además, con una estética extraña, lo que ha provocado que pase sin pena ni gloria por las listas de ventas.

2010-11-15 5 - Renault Laguna Grand Tour

Conclusión:
LO MEJOR: Acabado, comodidad.
LO PEOR: Comportamiento en carretera, situación de algunos mandos.

Galería completa de imágenes aquí.

Read Full Post »

¡Viva la tecnología!

Ya conté que Opel me invitó a un evento de presentación del nuevo Astra, y que me tocó un 1.7 CDTI-125 en acabado Enjoy, así que ahora cuento mis impresiones.

Por fuera, la verdad, me gusta mucho. Ya sea con las llantas de 17” o con las opcionales de 18” o de 19”, se ve un coche bien hecho y bien diseñado. Quizá es demasiado grande, y es que sus 4,42 m se quedan a 1 cm de lo que medía el primer Vectra 4p.

2010-11-14 1 - Opel Astra 1.7 CDTI-125 Enjoy 5p

Pero bueno, llega la hora de toquetear: por dentro, muchos botones y mucho parecido al Insignia, pero nada criticable. Y eso que la unidad probada iba prácticamente sin opciones (puede llevar muchísimo equipamiento tecnológico, lo que añade aún más botones). Los ajustes son impecables (excepto algún fallo de inicio, que ya no he vuelto a ver en las unidades actuales), y los materiales también. La parte superior del salpicadero y de las puertas delanteras son de un plástico blando muy agradable, lástima que las puertas traseras sean completamente rígidas (no era así en el Astra anterior). El resto es de un plástico rígido de buen tacto, sin bordes cortantes.

Los asientos delanteros son muy buenos, como es habitual en Opel. Y eso que los de la versión Enjoy probada no son los más elaborados de la gama. Pero con las regulaciones disponibles es suficiente para encontrar una buena postura. Desde el asiento del conductor podemos comprobar, además de la ya mencionada multitud de botones, que se han mejorado dos aspectos con respecto al modelo sustituido: hay bastantes huecos portaobjetos, y ha vuelto el termómetro de agua a la instrumentación. La iluminación interior es buena, y me gusta el detalle de la luz que hay debajo de la palanca del cambio. Y otro detalle: ha cambiado el mando de los limpias y los intermitentes por uno normal (en el anterior, dichos mandos siempre volvían a su posición inicial. Eran raros al principio, pero muy prácticos en cuanto te acostumbrabas).

2010-11-14 2 - Opel Astra 1.7 CDTI-125 Enjoy 5p

En las plazas traseras hay sitio de sobra, tanto a lo largo como a lo alto (no comprobé la anchura), lo que pasa es que el asiento es un pelín duro. Lo que no me parece justificable es que los elevalunas sean manuales. ¿Tanto costaba subir el precio del coche 200 € y llevar elevalunas eléctricos de serie?

¿Lo peor del interior? Llamadme maniático, pero los pestillos de las puertas ahí, tan visibles, me parecen del siglo pasado.

2010-11-14 3 - Opel Astra 1.7 CDTI-125 Enjoy 5p

El maletero no está mal, y además incluye una bandeja que se puede colocar a diferentes alturas con lo que podemos crear un doble fondo.

Y llega la hora de ponerse en marcha. Durante los primeros metros me familiarizo rápidamente con el coche, y es que sigue siendo un Opel (tengo uno propio). Se maniobra bien con él a pesar de su tamaño, y los grandes retrovisores nos proporcionan buena visibilidad.

Ya en carretera, salen dos cosas a relucir, la mejor y la peor del coche.

¿La mejor? El comportamiento. Da igual lo pasado que vayas, que la trasera no se descoloca ni adrede. Lo probé a fondo en un puerto de montaña que conozco bien, y pasaba por las curvas a una velocidad increíble. Es algo subvirador, pero para que eso ocurra tienes que ir por encima de lo razonable (y no pensar en el gasto de ruedas). La suspensión es bastante dura, lo que a mí me gusta, pero reconozco que al pasar por los “guardias tumbados” se nota muy seca. Pero vamos, que su fantástica estabilidad compensa todo lo demás.

2010-11-14 4 - Opel Astra 1.7 CDTI-125 Enjoy 5p

¿Y la peor? El motor. No sé si es por el motor en sí, o por el elevado peso del coche, pero sus 125 CV se notaban excesivamente justos. El cambio de 6 velocidades ayuda a que el coche siempre tenga fuerza, pero le cuesta ganar velocidad, lo que nos hace circular en una marcha menos de lo que cabría esperar siendo un turbodiésel. Además, el consumo no es especialmente bajo. Por tanto, y eso que no lo he probado, recomiendo optar por la variante de 160 CV si se practica una conducción dinámica. (Viajé como pasajero en el 1.6 Turbo de 180 CV gasolina, y era otro mundo). Al menos está bastante bien insonorizado.

2010-11-14 5 - Opel Astra 1.7 CDTI-125 Enjoy 5p

En resumen, un producto que dinámicamente mejora todavía más al Astra anterior, que ya era de lo mejor. Lástima que el motor vaya tan justo… ¿Qué tal irá el nuevo 1.4 Turbo de 140 CV?

Conclusión:
LO MEJOR: Comportamiento, diseño, habitabilidad, tecnología.
LO PEOR: Prestaciones justas, tamaño exterior.

Galería completa de imágenes aquí.

Read Full Post »

Americano por obligación

(prueba originalmente realizada y redactada en marzo de 2006)

Estoy pensando en comprarme un coche. Y para mí solo no necesito más que un compacto. Y, tras ver los diferentes modelos, uno de mis favoritos era este Lacetti. Lo que no sabía muy bien es si el motor 1.6 se quedaría corto o no.

Al fin estoy junto al coche. El modelo es precioso. Sí, ya sé que la valoración de la estética es personal, pero tiene una línea agradable y un diseño moderno. Aunque el color rojo sólido (que es el que probé) no es su mejor color.

Abro la puerta, me subo y cierro la puerta. Al cerrar noto un buen sonido; vamos, que no suena “a lata”, un punto a su favor. Miro y toco el salpicadero y los asientos: la tapicería tiene un tacto excelente, y el plástico superior del salpicadero es de tacto blando. Los plásticos inferiores son rígidos (como en casi todos sus rivales), lo que pasa es que al ser de color más claro parecen de peor calidad. Lo que ya no me gusta tanto es ver algunas rebabas (menos mal que están en sitios poco visibles), y que la tapa de la guantera sea tan frágil, que el cierre deje que desear y que no tenga amortiguación (se abre de golpe). Claro, con ese precio, en algún sitio hay que ahorrar. Vale, ahora regulo el asiento, pero descubro con decepción que la regulación en altura es sólo para la banqueta; me gustaría que subiera todo el asiento. Menos mal que al menos se ve el morro, no como en muchos de los coches actuales. Y el resto de los mandos tiene un tacto decente (mejor el volante que los del climatizador); no es de lo mejor del segmento, pero tampoco de lo peor: un término medio. Lo que sí me gusta es que hay muchos huecos portaobjetos.

2009-11-30 1 - En el Salón de Madrid

Me bajo, y me subo en el asiento de atrás. ¡Qué amplitud! Mis piernas ni se acercan al asiento de delante. Y altura también hay de sobra. Además, los reposacabezas y el reposabrazos también ayudan. Y las ventanillas grandes dan mucha sensación de amplitud. Lo que pasa es que el asiento va tan retrasado que junto a la cabeza va el pilar C, no la ventanilla. Pero vamos, creo que es el más amplio del segmento (quizá a lo ancho no, pero en cualquier rival tampoco es que tres personas atrás vayan muy holgadas). Me bajo, y voy al maletero. Al abrir, veo que tiene una palanca normal, que no está mal, pero ya me estaba acostumbrando a esos mandos eléctricos que se llevan ahora. Abro, y veo que los centímetros se los han llevado los pasajeros traseros. Aún así no está mal, y lleva una rueda de repuesto de verdad, lo que es de agradecer. Pero su tapizado no es tan bueno, y la bandeja trasera parece muy frágil. Además, al cerrarlo no suena tan bien como las puertas.

Y al fin consigo la llave. Arranco y… ¡qué sonido! Sonido a motor de gasolina, con poco ruido, pero ruido de ese que me encanta. Piso el embrague, cojo la palanca, y descubro su principal defecto: el tacto del cambio. Es pastoso, e impreciso: la 4ª marcha no quería entrar. Menos mal que el fantástico motor te ayuda a olvidarte un poco de lo demás. Un motor con un sonido fantástico, que se estira muy bien, que sube rápido de vueltas… vamos, una delicia. Las prestaciones son muy buenas, seguro que el contenido peso ayuda lo suyo. Pero llego a una rotonda un poco rápido… ¡y qué inclinaciones! La suspensión no me había parecido tan blanda, pero ahí vi que sí que lo era. Y también vi que las ruedas no agarraban mucho, y que el coche es muy subvirador: se me empezó a ir de morro, a irse, a irse, y casi me llevo un cono (había obras). Una pena, porque el motor te invita a ir mucho más rápido que el bastidor.

Ya de vuelta, veo precio y equipamiento. Lleva casi de todo: climatizador, ABS, 4 airbags, cargador de 6 CDs, control de tracción, llantas de aleación, faros antiniebla, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, etc. Le faltan algunas cosillas, algunas importantes: no puede llevar airbag de cortina, ni control de estabilidad, ni control de crucero. Pero vaya precio de derribo: 15850 €, descuentos aparte. Vamos, que por dos “kilos” y medio de los de antes te llevas un segmento medio con mucho equipamiento. Y si no se vende más, es porque no hay motores diesel, que ahora son el 70% del mercado. Seguro que cuando a finales de año monte el 1.9 de 120 CV las cosas cambian.

2009-11-30 2 - En el Salón de Madrid

Si recuerdas, empecé diciendo que uno de mis favoritos para la compra era el Lacetti. Y tenía la duda de si el 1.6 se quedaría corto y merecería la pena el 1.8. Ahora, visto lo visto, creo que no, porque el bastidor es para ir no muy rápido, con lo que el 1.6 será suficiente, que además es muy buen motor y tiene buenas prestaciones. A lo mejor se soluciona con unos amortiguadores más rígidos y unas ruedas mejores… Pero tal y como está, para conductores tranquilos.

Conclusión:
LO MEJOR: Habitabilidad, precio.
LO PEOR: Tacto del cambio, inclinaciones de la carrocería.

Galería completa de imágenes aquí. (Nota: las fotos no corresponden al modelo probado).

Read Full Post »

Alma alemana, corazón italiano

(prueba realizada y redactada originalmente en abril de 2005)

2009-11-29 1 - En la Laguna De Los Peces

Antes de nada decir que yo, desde siempre, he estado a favor de la gasolina; y aunque no estaba totalmente en contra de los diesel, no me hacían mucha gracia. Con estos antecedentes, y ante la posibilidad de probar un Astra, intenté que fuese de gasolina, pero como no era posible, ya de ser diesel pedí el de más caballos. Y estos de Fiat (sí, digo bien, que aunque en el motor ponga Ecotec y lo llamen CDTI, este motor es el 1.9 JTD Multijet del grupo Fiat) no se quedan cortos: nada menos que 150 caballos.

2009-11-29 6 - Motor

Ya me había subido a un Astra en el Salón de Madrid de 2004, y me llevé una buena impresión. Diseño totalmente distinto a la generación anterior (y a mi juicio bastante acertado), buen acabado y buena habitabilidad. Al menos esto era lo que yo recordaba de aquella primera toma de contacto. Ahora iba a poder confirmar (o rectificar) aquellas impresiones.

2009-11-29 3 - En la Peña De Francia

Recojo el coche (sucio, por cierto), y veo que aparte de ser el acabado alto Cosmo lleva unas cuantas opciones (entre ellas las preciosas llantas de aleación de 17″), que es de un color rojo que queda precioso con esas llantas, y tras colocar asiento y espejos salgo a la carretera. Llego a la incorporación, acelero a fondo… ¡y cómo empuja! Vale, iba en una marcha corta, así que como para no empujar. Además, en una vía cerca de la ciudad no se puede correr mucho. Pero más adelante compruebo que no es sólo en marchas cortas; el motor tiene fuerza por todos lados, incluso en 6ª velocidad, además de no vibrar nada y sonar poco. Vaya, parece que estos italianos saben cómo hacer buenos motores.

Eso sí, en los primeros kilómetros me doy cuenta de algunas cosas: el cristal delantero es muy pequeño y el espejo retrovisor interior quita mucha visibilidad (incluso para ver los semáforos cuando estás parado hay que hacer contorsionismos); los mandos de la consola son complicados de manejar a pesar de los mandos al volante (por ejemplo, para poner el aire acondicionado hay que entrar en un menú, no hay un botón específico); y los intermitentes son “raros” (siempre vuelven a la posición central, y un pequeño toque sirve para hacer tres destellos), aunque a esto último me acostumbré en seguida y me pareció muy práctico. Lo que me parece imperdonable es la ausencia de termómetro de agua.

Y toca pararse, en poca distancia gracias a sus potentes frenos. No es que me apetezca parar, porque su estabilidad (supongo que las ruedas de 17″ tienen algo que ver en ello), su pequeño volante y su respuesta al acelerador no hacen más que invitarte a seguir y seguir conduciendo. Pero bueno, nos paramos a comprobar habitabilidad y maletero, acabado y equipamiento.

2009-11-29 8 - Llantas de 17''

La habitabilidad es muy buena. Atrás hay espacio de sobra, y delante la única pega es que el asiento del pasajero va demasiado bajo y no tiene regulación en altura. El maletero también es grande… pero con trampa, que la rueda de repuesto es de emergencia (sólo cabe hasta una de 16″ en ese hueco, y además si la quieres hay que pagarla, que es opcional).

2009-11-29 7 - Maletero

El acabado es excelente. Los plásticos tienen buen tacto, la parte superior del salpicadero y de las puertas es “blandita” (y el tocho encima de la pantallaza también), y la moldura que divide el salpicadero da un toque de distinción, aunque la del acabado Cosmo sea un poco rara. Y entonces me doy cuenta de la cantidad de “pijadas” opcionales que lleva esta unidad: llantas de 17″, radio con cargador de 6 CD, pantalla en color (que queda preciosa, además al dar las luces cambia de color blanco a azul), lavafaros, control de crucero, faros de encendido automático, sensor de lluvia, etc. (seguro que me olvido de muchas), y una que no se puede olvidar: el botoncito “Sport”, llamado por Opel el Sport Switch, que es un botoncito que varía la gestión electrónica del motor, el acelerador responde con más celeridad y la dirección se vuelve más dura. Lo de la dirección está bien, aunque a este motor lo del acelerador le sobra, porque siempre responde; quizá en un motor menos potente venga bien.

2009-11-29 4 - Salpicadero

Y no me puedo olvidar del consumo: una sorpresa, y no demasiado agradable: tras 1000 kilómetros, muchos por autovía y nacionales, más o menos a 140 km/h de crucero, con algo de montaña (pero yendo tranquilo), y con unos 30-40 kilómetros “de rally”, saqué 8 litros de media; no es mucho, pero esperaba menos. Claro que con ese peso, esa superficie frontal y esa potencia, tampoco es tanto…

2009-11-29 2 - En la Laguna De Los Peces

Resumiendo, un modelo excelente: buenas prestaciones, buena habitabilidad, buen acabado… pero a un precio demasiado alto: este modelo con estas opciones se va a 27000 eurazos, que si los descuentos no lo remedian, es un precio demasiado alto.

Y después de esta prueba mi opinión ha cambiado… un poco, porque seguiré prefiriendo la gasolina (que además se adapta mejor a mi forma de conducir), pero hay que ver cómo han mejorado los diesel: nada de vibraciones, poco ruido (sobre todo cuando el motor está ya caliente), buenas prestaciones, etc., así que ahora sí que son una alternativa razonable.

2009-11-29 5 - En el Lago De Sanabria

Conclusión:
LO MEJOR: Acabado, comportamiento.
LO PEOR: Precio elevado, mandos complicados de utilizar.

Galería completa de imágenes aquí.

Read Full Post »

Prueba: Toyota Prius

Aquí está la prometida prueba del Toyota Prius que amablemente me prestó la revista Autofácil.

2008-11-28 1 - Toyota Prius

La primera sorpresa fue al verlo: ¡es azul! Una amiga mía pensaba que sólo los fabricaban en gris…

2008-11-28 2 - Toyota Prius

El interior es amplio. Delante hay sitio de sobra en todas direcciones, y muchos huecos para poder vaciarte los bolsillos. Detrás, el espacio para las piernas es muy grande, y la altura ya es algo más justita, aunque suficiente si mides menos de 1’80. ¿Por qué no habrán adelantado algo los asientos traseros? Seguiría habiendo espacio para las piernas, y además habría más altura libre atrás. Y se ganaría algo de maletero, que no vendría nada mal. Porque un coche de 4’45 metros se merece algo más que ese pequeño hueco.

2008-11-28 3 - Toyota Prius

Su equipamiento es bastante amplio, sobre todo en esta unidad que he conducido: climatizador, control de estabilidad, navegador, aparcamiento automático… Todo se maneja a través de una gran pantalla táctil en el salpicadero, o a través de un montón de mandos que hay en el volante. La pantalla es fácil de manejar, pero en el volante hay demasiados botones, y algunos complicados de aprender (por ejemplo, el control de crucero). El equipo radio-CD lee MP3 y suena especialmente bien. Pero algunos detalles estropean el conjunto, y más teniendo en cuenta que el coche es eléctrico: el freno de estacionamiento es de pedal, los elevalunas no son de un toque (sólo el del conductor), faltan sensores de lluvia y luces, los intermitentes no tienen la función de “los tres destellos”… El ajuste de todos los elementos es muy bueno, salvo la guantera superior (que tenía más holgura pur un lado que por el otro).

2008-11-28 4 - Toyota Prius

Los asientos son muy cómodos, y como ya he dicho, hay espacio de sobra. La postura de conducción es buena, aunque el volante debería regularse en profundidad, ya que si eres de piernas largas y brazos cortos (como yo), tienes que llevar los brazos demasiado estirados. La visibilidad hacia delante es buena, y los retrovisores exteriores son grandes y no dejan ángulos muertos, supongo que para compensar al retrovisor interior: al estar la luneta partida, se ve más bien poco.

2008-11-28 5 - Toyota Prius

Para arrancarlo, basta con pisar el pedal del freno y pulsar un botón. Lo haces y… no pasa nada, o eso parce. Sólo se enciende una luz verde en la instrumentación que pone “Ready”. Realmente está arrancado, pero no se oye nada porque el motor eléctrico no hace ruido.

En ciudad es una delicia, porque no hace casi ruido, en los atascos funciona en modo eléctrico, sin vibraciones y sin ruido, y su cambio automático hace que no tengas que estar pensando en qué marcha vas. Además, su consumo es mínimo.

En autovía, pues más de lo mismo: sin ruido, con comodidad acústica y climática, y con un buen equipo de sonido. Sólo hay que conectar el control de crucero y olvidarse.

En carretera tampoco va mal. Aunque la suspensión es más bien tirando a cómoda y el coche balancea un poco, si confías en él va por donde le dices. Y si te pasas, ahí está el ESP para corregir tus fallos. Además, los adelantamientos se hacen con bastante rapidez para su potencia. Y el consumo es muy bueno. Realmente se nota el apoyo del motor eléctrico, aunque no vendría mal un motor de gasolina de mayor potencia dado el tamaño del coche.

2008-11-28 6 - Toyota Prius

Así que, ¿casi todo bueno? Pues no. No puedo con el cambio de variador continuo. Además, no creo que sea bueno para el motor que, por ejemplo, en una cuesta pronunciada y larga, lleve el motor siempre a tope de revoluciones. Para el motor no es bueno, y para mis oídos tampoco. ¿Por qué no poner un cambio secuencial?

En resumen, si no tuviese el cambio de variador y fuese algo más pequeño, sería el coche ideal. Y es que realmente es increíble ver tanta tecnología junta, ¡que además funciona! La reducción de consumo se nota, y la de ruido todavía más. Además, es de los más ecológicos. Y con las subvenciones de algunas comunidades autónomas, el precio es más que razonable. Eso sí, espero que en el nuevo Prius que sale en 2009 pongan un cambio secuencial. (Nota: en las primeras imágenes del modelo nuevo se ve una palanca de cambios similar a la de este Prius, así que una oportunidad perdida).

2008-11-28 7 - Toyota Prius

Conclusión:
LO MEJOR: Ecología, tecnología, nivel sonoro, consumo reducido.
LO PEOR: Cambio de variador, maletero pequeño, detalles de equipamiento.

Galería completa de imágenes aquí.

Read Full Post »